Querido Niño Dios: Regálame una pelota 

Esta vez nos pusimos poéticos. El día que la navidad y el fútbol pararon una guerra...

navidad futbolera

1914. La Primera Guerra Mundial amenazaba con destruir el continente europeo. El 25 de diciembre del mismo año, los solados de bandos contrarios bajaron las armas y empezaron a jugar. Un campo de guerra, donde todo era sangre y dolor, se vistió de alegría luego de que la pecosa rodara entre nieve y villancicos.  

Esa combinación perfecta de fútbol y navidad, fue el mejor aguinaldo para los países que sufrían la guerra entonces. Con esto, fortalecemos la idea que tenemos de que este deporte rompe fronteras, es el lenguaje universal de la raza humana y nos hace olvidar por un momento las dolorosas situaciones de la vida.

Fue ella, la pelota, la culpable de todo, logró que unos asesinos se dieran abrazos de gol y lloraran de alegría. Es ella la que nos pone a bailar y gozar cuando toca la red, la que en los pies de Messi se ríe a carcajadas por tanto cosquilleo, esa que nos vuelve amigos del desconocido, la que nos mira de reojo y nos grita en el interior ‘’un cotejo o qué’’,  esa que nos hace importantes en el barrio de la abuelita, la que todos pedimos en la carta al Niño Dios y queremos ver debajo del arbolito. Es ella y seguirá siendo ella.

Llegó diciembre y con él, la natilla, los buñuelos, los villancicos y las novenas. Llegó la tristeza de prender el televisor y no ver jugar al equipo de tus amores. Aún así, déjate seducir por ella, crea tu propio partido, acaricia la pelota, abrázala, consiéntela, ponla a rodar y deja que rompa con los sentimientos de ira, ríete, choca la mano con tu viejo, hazle un pase gol a tu primo y regálale una pelota al niño que sueña con llegar a ser el 10 de un equipo.

¿No sabes que regalar esta navidad? Regala esperanza, alegría, unión, paz. Regala un balón. En Nación Fútbol tenemos las mejores opciones para que llenes el arbolito de navidad y hagas que alguien más se empiece a enamorar, se enamore o se siga enamorando de la magia del fútbol.